#HistoriasDeYucatán

El enigmático cráter de Chicxulub: FOTOS

El cráter abarca desde la costa de Dzilám de Bravo a Celestún y su diámetro es superior a los 200 kilómetros

El cráter de Chicxulub (pulga del diablo) se presume se formó tras el impactó de un meteoríto contra la tierra hace 65 millones de años a más de 20 kilómetros por segundo.

Se presume que tal acontecimiento provocó la extinción del 70 por ciento de los seres vivos; incluidos los dinosaurios.

La marca que dejó ese objeto cósmico abarca desde la costa de Dzilám de Bravo a Celestún.

 DATOS DE INTERÉS

Mide 2.5 kilómetros de profundidad y su diámetro es superior a los 200 kilómetros

Es el cráter más grande y mejor preservado del planeta y se conserva bajo unos 800 metros de sedimentos

Durante el impacto, se registró una temperatura de 18 mil grados centígrados

Al entrar en contacto con la Tierra provocó sismos, tsunamis y vulcanismo

Pulverizó millones de toneladas de roca y las envió a la atmósfera, bloquearon la luz solar y generó un efecto “invierno nuclear”

Se especula que el impacto generó la formación de los cenotes

Cabe señalar que los mayas consideraban a los cenotes como un elemento importante para el crecimiento de su civilización.



 

INVESTIGACIONES

En 1980, Luis Álvarez, geólogo de la Universidad de California, reportó la presencia de cantidades anómalas de iridio, un elemento extraterrestre que sólo se halla en abundancia en los meteoritos, sin embargo no se ubicaba la huella de impacto.

Posteriormente en el año de 1981, el geofísico de Pemex Antonio Camargo y Glen Penfield, descubrieron una anomalía gavimétrica, la cual fue interpretada como el impacto del meteorito en Chicxulub.

Fue hasta 1991 que la Universidad Autónoma de México (UNAM) y la NASA confirmaron la teoría del impacto luego de análisis en muestras de pozos hechos por Pemex.

Científicos de distintas partes del mundo siguen hasta la fecha maravillados con el fenómeno y continúan analizando el caso del mítico cráter.

 

relevante

Facebook Comments Box