Innovación

El yucateco que reinventó la guayabera

José Ayuso hizo una prenda más ceñida, hecha artesanalmente, a la medida del cliente y con finos acabados. Ya empezó a exportar a Europa y a Estados Unidos

Cuando era joven José Ayuso Castillo se dio cuenta de que las guayaberas que se creaban en Yucatán tenían acabados poco estéticos que hacían que estas prendas no se pudieran utilizar durante fiestas de etiqueta o en eventos que requirieran mucha más distinción.  

Durante gran parte de su vida él diseñó y creó guayaberas para la empresa de su padre, José Jesús Ayuso Centurión, pero hace seis años decidió que era momento de superarlo y crear modelos muchos más finos. 

         Ver: Hoy, el Día de la Guayabera

Así nació su propia firma llamada JK la cual crea prendas con lino y algodón europeo además de guayaberas mucho más ceñidas para dar toques juveniles y modernos. Esto acompañada de detalles como botones de concha nácar. 

Pero lo que ha hecho que las guayaberas JK ganen prestigio en México y en otras parte de Estados Unidos y Europa son sus bordados artesanales de punto de cruz. 

         Ver: La 'venenosa' ropa de Nike y Adidas que venderán en el Mundial

José Ayuso Castillo expone que las guayaberas que él crea, para que adquieran el grado de fineza que se requiere, no involucran en su producción las maquinas de overlock pues toda la costura la hacen ribeteada a doble costura, es decir un proceso mucho más artesanal y menos industrial. 

“La guayabera que creamos en JK está diseñada para el hombre con el gusto, la elegancia, el gusto propio del buen vestir, esto porque nuestra guayabera tiene un gusto de finura de textura y delicadeza este tipo de guayabera es muy fina”, comenta Jose Ayuso en entrevista con UN1ÓN. 

         Ver: El rescate de los colores mayas

JK es más que una fábrica y tienda de guayaberas, la realidad es que su propietario José Ayuso ha querido ofrecer un plus que es hacer guayaberas de alta costura a la medida de cada cliente, entendiendo que la elegancia puede ser para cualquier tipo de cuerpo y no solo para gente que pertenezca a los estereotipos antropométricos.

Asistir a una fiesta de gala en Yucatán, tal es el caso de una boda, implica que el hombre tiene dos opciones para asistir al evento, el primero es una traje fresco o una guayabera, lo que quiere decir que ambas prendas son igual de elegantes pero  

Expone que su producto alcanza cada vez mayor presencia en el mundo pues por su calidad la han empezado a solicitar en Europa y Estados Unidos, la piden tanto los mexicanos residentes en estos países como los nativos. 

 

relevante

Facebook Comments Box